Blog > noticias

Hambre emocional: efectos y formas de controlarlo

02 Abril, 2019 | Bienestar y Salud

En la actualidad la comida se ha convertido en una vía de escape para el estrés y las emociones diarias. Un dulce, un mordisco de nuestro plato favorito. Esos pequeños placeres nos alivian de la tensión acumulada durante la rutina.

Hasta aquí todo correcto, el problema comienza cuando este comportamiento se vuelve algo habitual, una necesidad incontrolable que nos ata de una forma insana a la comida.

Antes de empezar a hablar de las causas y los efectos del hambre emocional conviene dejar claro el concepto.

 

¿Qué es el hambre emocional y cómo diferenciarlo del físico?

Un estudio realizado en la Universidad de Texas definió en sus resultados las 5 diferencias claves entre ambos conceptos:

 

  • Cómo aparece: El hambre emocional comienza repentinamente, mientras que el hambre físico ocurre gradualmente.

 

  • Cómo se sacia: Cuando estás comiendo para mitigar un sentimiento no importa si tu estómago está lleno o vacío, solo necesitás comer. Y en este caso necesitas una comida específica, no te satisface cualquier alimento. Sin embargo cuando comes porque realmente tenés hambre física, estás abierta a todas las opciones para poder saciarlo.

 

  • Cuándo termina: El hambre emocional necesita ser satisfecha inmediatamente, es mucho más caprichoso, mientras que el hambre física puede esperar .

 

  • Cantidad: Si tu motivo para comer es emocional es probable que comas mayor cantidad de alimentos que cuando lo que intentas satisfacer es una necesidad física.

 

  • Cómo nos afecta emocionalmente: El comer emocional incluye siempre sensaciones de culpa; el hambre física, no.

 

Como verás es relativamente sencillo identificar cuándo se trata de hambre emocional y cuándo es algo fisiológico. Además es importante saber que esta forma de canalizar la emoción puede convertirse en un alivio temporal a un problema pero que es simplemente una vía de escape, no una solución.

 

¿Cómo evitar comer emocionalmente?

El objetivo es cambiar esa rutina que te hace daño, por alguna otra que te genere la misma recompensa, pero que sea saludable. Cuando sientas el impulso de comer, distrae a tu mente con otra actividad. Es decir,  cambia la rutina de este hábito para lograr controlar el impulso de comer emocionalmente. Existen muchos trucos para distraer a tu mente y frenar el impulso de comer emocionalmente.

 

Aquí tienes algunos ejemplos que te serán de gran ayuda:

 

  • Mantén la mente ocupada:  Uno de los mejores trucos es distraer la mente con cualquier actividad sencilla, leer, escuchar música… El aburrimiento es la madre de las tentaciones. ¡Evítalo!

  • Haz más ejercicio físico: Es un hábito muy recomendable para reducir la ansiedad y vivir de una forma más optimista. Esto se debe a las endorfinas que suelta el cerebro al realizar ejercicio.

 

  • Evita el azúcar: El hambre emocional está muy relacionada con el consumo de alimentos azucarados.  Este tipo de productos generan adicción y por tanto te empujan a comerlos de forma compulsiva. Si los consumes diariamente estás  literalmente “alimentando” esa ansiedad futura.

 

  • Infusiones y agua: tus grandes aliadas;  Las infusiones sin cafeína ni teína, como el roiboos, además de calmar la ansiedad, tienen un gran poder saciante. Del mismo modo, beber agua, ya sea  sola o con limón, naranja es igual de sano, y te mantiene el estómago lleno por lo que no sentirás tanta ansiedad por la comida.

 

  • Di sí a picar entre horas (con condiciones): No es malo picar entre comidas, de hecho lo recomendable es hacer dos pequeños almuerzos a media mañana y media tarde para mantener el metabolismo activo y llegar a las comidas sin excesivo apetito.El problema es que a menudo los alimentos que tomamos entre horas son de todo menos saludables.  Por eso te recomendamos que tomes alimentos que contengan fibra y proteínas en ellos (Fruta, pavo, pollo, queso fresco,...) por su alto poder saciante y sus múltiples beneficios nutricionales.


Como verás son cosas sencillas que puedes poner a prueba. Pronto notarás cómo mejora tu control sobre lo que comes y por ende tu salud física y mental.


¡Presta atención a tu cuerpo y podrás mejor tu alimentación!

 

 

Te puede interesar

12 Junio, 2019 | Dietas & Nutrición

Superlegumbres

¿Qué tienen de especial estas semillas? Repasamos algunos de los beneficios de las legumbres.  
04 Junio, 2019 |

Descubre las ventajas de la natación

La natación es una de las actividades más completas, ya que trabaja la fuerza, la resistencia, y en cierta medida la elasticidad