Blog > noticias

Vuelta a la rutina; Evalúa tu estado inicial

20 Septiembre, 2018 |

Antes de empezar un plan de ejercicio, una dieta o cualquier otro objetivo debes saber cual es tu punto de partida. Saber cómo está tu cuerpo antes de empezar es una de las claves para el éxito de tu plan.

Tus objetivos deben ser únicos para ti en base a tu estado inicial y tus características personales evitando así metas imposibles y utópicas que acaban frustrando y provocando que abandones tu rutina.

En nuestra plataforma ponemos a tu disposición una amplia gama de test de valoración y consejos para ayudarte a hacer todas las mediciones previas.Te recomendamos que además acudas a tu médico de cabecera para completar tu valoración con unos análisis.

La valoración previa disminuye notablemente la probabilidad de tener un accidente cardiovascular durante el ejercicio, pero no la elimina completamente. Algunas personas tienen enfermedades cardiacas pero no tienen ni signos ni síntomas sospechosos. El electrocardiograma y la prueba de esfuerzo pueden ser una buena forma de determinar el estado físico.

Es importante en primer lugar definir el tipo y la intensidad de ejercicio físico que vamos a realizar: moderado,aeróbico, intenso, de fuerza, competición….

Además de eso también debemos tener en cuenta variables como la edad, el sexo, la presión arterial o el colesterol. Es importante detectar si existen antecedentes de problemas en las válvulas cardiacas, angina de pecho, infarto de miocardio reciente, arritmias cardiacas, embolia pulmonar u otras, tromboflebitis, procesos infecciosos o estrés.

 

Hay ciertas situaciones en las que debes tener aún más precaución:

 

  • Si ha sido diagnosticado de diabetesenfermedad cardiovascular, soplo en el corazón, asma.

 

  • Si está embarazada.

 

  • Si padece de obesidadosteoporosisanemiaanorexiacáncerSIDAproblemas de hígado, riñón o tiroides, problemas epilépticos, hernias, artritis o artrosis.

 

  • Si ha tenido episodios de dolor en el pecho o en zonas cercanas al pecho (hombros, manos, omóplatos), especialmente cuando hace ejercicio.

 

  • Si ha tenido en los últimos 12 meses sensación de falta de aire en reposo o mientras realizaba un ejercicio de baja intensidad.

 

  • Si ha tenido episodios de pérdida de conciencia, vértigo o aturdimiento en reposo o durante el ejercicio.

 

  • Si ha tenido sensación palpitaciones en reposo o durante un ejercicio ligero.

 

  • Si ha tenido síntomas de claudicación en las piernas.

 

Lo ideal sería que te hicieras una autoevaluación inicial antes de comenzar una nueva rutina de entrenamiento. Esto te permitirá no sólo determinar tu condición física, también sirve para detectar anomalías y enfermedades y con todo ello podrás establecer mejor tus objetivos en función de tu estado físico.

Te puede interesar

12 Junio, 2019 | Dietas & Nutrición

Superlegumbres

¿Qué tienen de especial estas semillas? Repasamos algunos de los beneficios de las legumbres.  
04 Junio, 2019 |

Descubre las ventajas de la natación

La natación es una de las actividades más completas, ya que trabaja la fuerza, la resistencia, y en cierta medida la elasticidad